El doberman: un compañero inteligente y leal

Cuando se habla de razas de perros, el Doberman es una de las que nos viene a la mente con facilidad, una raza conocida por su inteligencia, lealtad y elegante pelaje negro. Pero, ¿por qué se llama Doberman y no Dobermann con dos "n"? El secreto no sólo es único, sino que también cuenta la rica historia de esta impresionante raza.

El origen del nombre Doberman

La palabra "Doberman" tiene un fuerte origen alemán. De hecho, la raza fue cultivada por un alemán llamado Louis Dobermann. Louis Dobermann era un recaudador de impuestos que necesitaba un compañero fiable y protector que le acompañara en sus viajes de trabajo, a menudo peligrosos. Como resultado, decidió crear una nueva raza canina que combinara los rasgos deseados en un solo perro.

El Dobermann empezó a cruzar varias razas caninas, como el Rottweiler, el Pinscher alemán, el Galgo y el Weimaraner, a finales del siglo XIX. El resultado fue el primer Doberman, una raza poderosa y robusta, pero inteligente y leal.

Quizá te preguntes por qué el nombre de la raza no es "Dobermann", igual que el apellido del criador. En realidad, la respuesta es bastante sencilla y tiene que ver con la difusión y aceptación de la raza en distintas partes del mundo.

Cuando el Doberman se exportó a América y a otros países de habla no alemana, el nombre se simplificó suprimiendo la segunda "n". De ahí que sea más común escribir el nombre como "Doberman", aunque el nombre original alemán sea "Dobermann". En Alemania y en muchos países europeos, el nombre se sigue escribiendo con dos "n".

Características y temperamento del doberman

El Doberman es algo más que un nombre. Es una raza que se define por su poderosa presencia y su personalidad única. Con una altura de hasta 68 centímetros y un peso de hasta 45 kilos, el Doberman es un animal impresionante. Sin embargo, a pesar de su tamaño, el Doberman es conocido por su gran energía y agilidad.

El aspecto del Doberman también es único. Con su pelaje brillante y corto, disponible en los colores clásicos negro y fuego, este perro llama la atención. Uno de los rasgos característicos de esta raza es su postura: orgulloso y poderoso, con la cabeza y las patas rectas, el Doberman emana una autoridad natural.

Pero el Doberman no es sólo un perro guapo. También es conocido por su inteligencia y su capacidad para aprender con rapidez. De hecho, los Doberman suelen ser las estrellas en los cursos de obediencia y agilidad. Son conocidos por aprender órdenes rápidamente y ejecutarlas con notable precisión.

A pesar del aspecto poderoso y a veces intimidatorio del Doberman, esta raza es conocida por su lealtad y afecto hacia sus humanos. Los Doberman son muy apegados y les encanta pasar tiempo con su familia. También son excelentes perros guardianes, dispuestos a defender su hogar y a su familia.

El dóberman en la vida cotidiana

Los dóberman son grandes compañeros, pero también requieren ciertos cuidados y atención. Como son muy enérgicos e inteligentes, necesitan mucho ejercicio y estimulación mental. Los paseos regulares, los ratos de juego y los ejercicios de adiestramiento son esenciales para tener un Doberman feliz y sano.

Al mismo tiempo, los Doberman son perros muy sociables que forman un fuerte vínculo con sus dueños. Disfrutan de la compañía de humanos y otros perros y se adaptan bien a diversas circunstancias de vida. Tanto si vives en un apartamento urbano como en una casa de campo, un dóberman se adaptará a tu estilo de vida y será un compañero leal y cariñoso.

Otro aspecto importante del manejo de un Doberman es el adiestramiento. Debido a su inteligencia y capacidad de aprendizaje, los Doberman suelen ser muy receptivos y fáciles de adiestrar

 

El doberman europeo: un compañero audaz y majestuoso

Cuando hablamos de la raza Doberman, es importante señalar que en realidad existen distintos tipos dentro de la raza, y uno de los más notables es el Doberman europeo. Esta variante tiene características y rasgos únicos que la diferencian de su homóloga americana.

El Cuento de las Orejas Despeinadas de Doberman:

Orígenes del dóberman europeo

Como ya se ha dicho, la raza Doberman en su conjunto procede de Alemania, donde el recaudador de impuestos Louis Dobermann los crió a finales del siglo XIX. Por tanto, el Doberman europeo, a menudo denominado "Dobermann" con dos "n" en Europa, es realmente la variante original de la raza. Sus cualidades y características reflejan el propósito original de la raza: un compañero fuerte, fiable y protector.

Características del dóberman europeo

El Doberman europeo es conocido por ser ligeramente más grande y tener una estructura muscular más robusta en comparación con el Doberman americano. Los machos pueden medir hasta 72 centímetros de altura y pesar hasta 45 kilos, mientras que las hembras son ligeramente más pequeñas.

Los Doberman europeos también tienen un aspecto diferente. Tienen una cabeza más ancha, un cuello más musculoso y un cuerpo de forma casi cuadrada. Esto les da un aspecto general más poderoso y atlético.

El color del pelaje de los Doberman europeos suele ser más oscuro que el de sus homólogos estadounidenses, con un pelaje espeso, corto y brillante que puede ser negro, marrón, azul o leonado, con marcas de color óxido. Las orejas suelen dejarse al natural, en lugar de cortarlas, y la cola suele amputarse a una edad temprana.

Temperamento del dóberman europeo

Una de las principales razones por las que mucha gente prefiere a los Doberman europeos es su temperamento. Se sabe que son más enérgicos, asertivos y tienen más ganas de trabajar que los Doberman americanos, lo cual es un reflejo de la función protectora original de la raza. Esto los hace excelentes para funciones de seguridad, búsqueda y rescate, e incluso como perros policía.

Aunque pueden ser más enérgicos y tener un mayor instinto, los Doberman europeos también son muy leales, inteligentes y adiestrables. Sobresalen en el adiestramiento de obediencia y pueden ser excelentes mascotas familiares siempre que se les socialice y adiestre adecuadamente desde pequeños. Su lealtad a la familia es inigualable, y no dudarán en proteger a sus seres queridos si lo consideran necesario.

El dóberman europeo en la vida cotidiana

Tener un doberman europeo requiere dedicación y compromiso. Necesitan mucho ejercicio, tanto físico como mental, para mantenerse felices y sanos. Los paseos diarios, los ratos de juego y las sesiones de adiestramiento son esenciales. La estimulación mental puede proporcionársele con juguetes rompecabezas, entrenamiento de obediencia y entrenamiento de agilidad.

Como raza social, el Doberman europeo necesita participar en las actividades familiares. Les encanta estar con su gente y no les conviene quedarse solos durante mucho tiempo. Suelen ser buenos con los niños y pueden llevarse bien con otros perros si se les socializa adecuadamente.

Adiestrar a un doberman europeo requiere constancia y un enfoque firme y positivo. Aprenden rápido y están deseosos de agradar, lo que facilita el adiestramiento. Sin embargo, su naturaleza asertiva hace que necesiten un dueño que les guíe con confianza.

En conclusión, el Doberman europeo es una raza noble, inteligente y leal que constituye un gran compañero para el propietario adecuado. Su fuerte motivación para el trabajo, su lealtad y su naturaleza protectora les distinguen de otras razas. Aunque requieren dedicación y cuidados, la recompensa de tener un Doberman europeo merece realmente la pena.

El papel del dóberman en la actualidad

La raza Doberman ha seguido destacando en funciones de servicio, militares y policiales debido a su inteligencia, capacidad de adiestramiento y afán de complacer. Su gran impulso y devoción también les han llevado al éxito como perros de servicio y guardianes de la familia. A pesar de sus altos niveles de energía y su fuerte tendencia a la vinculación, estos rasgos los convierten en competidores excepcionales.

El Doberman se ha ganado un lugar en la cultura popular, apareciendo en numerosas películas a lo largo de los años. Su popularidad sigue siendo alta, y la raza ocupa el puesto 17 de 196 razas en 2019. La versatilidad y adaptabilidad de la raza son testimonio de su popularidad duradera.

Conclusión

De hecho, la raza Doberman ha ido más allá de la intención original de Louis Doberman. De perfecto protector canino a compañero versátil y valioso, la historia de la raza es rica e inspiradora. Estos perros han conseguido hacerse un hueco importante, no sólo en funciones de servicio específicas, sino también en los corazones de muchos amantes de los perros de todo el mundo. Es un testimonio de la inteligencia, la lealtad y la inquebrantable dedicación del Doberman.

Los resultados de la cría de doberman

Criar Dobermans es una tarea seria que requiere un conocimiento considerable de la raza, de sus problemas genéticos de salud y de las prácticas éticas de cría. Los resultados de la cría de Dobermans pueden variar mucho en función del nivel de experiencia y cuidado que se tenga durante el proceso de cría.

Seleccionar padres sanos

En primer lugar, es importante tener en cuenta que ambos progenitores deben someterse a pruebas de salud antes de la cría. Los Doberman son propensos a ciertas afecciones genéticas, como la enfermedad de von Willebrand, un trastorno de la coagulación, y la cardiomiopatía dilatada, una afección cardiaca grave. La displasia de cadera es otro motivo de preocupación, aunque es menos frecuente en los dóberman que en razas más grandes.

Los criadores responsables examinan a los posibles perros progenitores para detectar estas afecciones, a fin de reducir la probabilidad de que se transmitan a los cachorros. Esto también permite a los criadores seleccionar perros con rasgos que mejoren la raza, como un temperamento tranquilo o rasgos físicos que cumplan el estándar de la raza.

Rasgos físicos y de comportamiento

Los resultados de la cría de doberman suelen ser cachorros que comparten las características físicas de sus padres. Normalmente, el Doberman es musculoso y compacto, con un pelaje liso de color negro, azul, rojo o leonado, con marcas de óxido. A menudo se les cortan las orejas para que estén erguidas y se les suele cortar la cola. Sin embargo, estas prácticas son controvertidas y se consideran poco éticas en muchos países.

Desde el punto de vista del comportamiento, los Doberman son conocidos por ser inteligentes, leales y muy adiestrables. Son excelentes perros de trabajo y a menudo se utilizan en funciones policiales y militares, así como en búsqueda y rescate. Un Doberman bien criado debe presentar estos rasgos.

Posibles complicaciones

Sin embargo, sin una cría cuidadosa y responsable, los resultados pueden ser menos predecibles. La cría excesiva o endogámica puede aumentar la aparición de trastornos genéticos. Del mismo modo, criar perros sin tener en cuenta su temperamento puede dar lugar a cachorros excesivamente agresivos o ansiosos.

Consideraciones éticas

Los criadores éticos también tendrán en cuenta los posibles hogares para sus cachorros antes de criarlos. El Doberman es una raza muy enérgica que requiere mucho ejercicio y estimulación mental. No es una raza adecuada para todos los hogares, y un criador responsable se asegurará de que los posibles propietarios sean adecuados para satisfacer las necesidades de un Doberman.

En conclusión, los resultados de la cría de Doberman pueden ser muy gratificantes, ya que producen cachorros sanos, inteligentes y adecuados para diversas funciones. Sin embargo, estos resultados dependen en gran medida del cuidado, la experiencia y la ética del criador.

 

es_ESEspañol