La raza Doberman

The Doberman breed got its name from the breeder Friedrich Louis Doberman (1834-1894). The full-time tax collector and knacker’s yard manager was also a city dog catcher. He bred particularly sharp specimens from the captured dogs. From the 1870s onwards, Doberman bred the breed named after him, especially from the butcher’s dogs, which were already relatively well-bred at the time, and which are also considered the forerunners of the Rottweiler and were mixed with the German Shepherd. The working dogs became vigilant and stable house and farm dogs, which were soon used as police and herding dogs. They were also used in hunting.

Objetivos de la cría de dóbermans

El Doberman debe ser un perro de tamaño medio, fuerte y musculoso, que, a pesar de su sustancia, sigue mostrando nobleza y elegancia en sus líneas. Se utiliza hoy en día como perro de protección, de compañía, de trabajo y de familia.

Características de la raza

Estos son los códigos de raza de la FCI:

Norma FCI nº 143 / 17 de diciembre de 2015 / D, válida desde el 1 de agosto de 2016, publicada por primera vez el 13 de noviembre de 2015

Clasificación de la FCI: Grupo 2 Pinscher, Schnauzer, Perro de Montaña Suizo y Moloso / Sección 1 Schnauzer y Pinscher con prueba de trabajo

Designación: Doberman Pinscher

País de origen: Alemania

Uso: Perro de protección, de compañía y de trabajo

Sobre la historia del dóberman

The Doberman was already used in the police service in the late 19th century and was called the “gendarme dog”. When hunting, it mainly dealt with predatory game. It was officially recognized as a police dog in the early 20th century. This was followed by increased use as a working, protection, companion and family dog, because the Doberman breed is particularly well suited for these tasks.

Aspecto general del Doberman

Los representantes de la raza son de estatura media y complexión musculosa. Su cuerpo impresiona por sus líneas elegantes, que se combinan con la postura orgullosa del Doberman. Con un carácter temperamental, parece muy decidido y corresponde así a la imagen ideal de muchos propietarios de perros.

Proporciones importantes

El cuerpo del perro, especialmente del macho, parece casi cuadrado. La longitud del tronco, medida desde el esternón hasta la tuberosidad isquiática, debe ser como máximo de 5% sobre la altura a la cruz de los machos y de 10% sobre la altura a la cruz de las hembras.

Doberman Pinscher: Carácter y comportamiento

El temperamento básico de un Doberman es generalmente amistoso a pacífico, por lo que se convierte en un amigo afectuoso en la familia. La cría exige valores medios de temperamento, umbral de estímulo y agudeza. Al Doberman le gusta trabajar y es fácil de conducir. Se debe observar cierto rigor en la crianza. Los perros observan su entorno con mucha atención; se consideran seguros de sí mismos e intrépidos.

Cabeza

Cráneo: Es fuerte y se ajusta al tronco. Desde arriba, parece tener forma de cuña. Visto de frente, la línea transversal del ápice es aproximadamente horizontal. La línea parietal continúa el puente de la nariz casi recto y luego forma una ligera curva hacia el cuello.

Arcos de las cejas: Estos no sobresalen, pero están bien desarrollados, con el surco frontal aún visible.

Laterales: Si el occipucio es discreto, las superficies laterales no deben parecer descaradas (salientes). El maxilar superior y los pómulos están ligeramente arqueados en los lados, lo que debe armonizar con la longitud de la cabeza con sus poderosos músculos.

Stop: El hombro de la frente es claramente visible, pero no demasiado fuerte.

Cráneo

Nariz: punta de la nariz bien desarrollada, más bien ancha con grandes aberturas y coloreada según el color del cuerpo

Hocico: profundo con un amplio espacio en la boca hasta los incisivos inferiores y superiores

Labios: suaves y firmes para un cierre hermético, con una pigmentación más bien oscura

Mandíbulas y dientes: fuertes, anchos, mordida de tijera con 42 dientes

Ojos: medianos y ovalados, más bien oscuros y con párpados peludos

Orejas: naturales y colocadas a los lados de la parte superior de la cabeza, idealmente cerca de las mejillas

Cuello

The Doberman’s neck is of good length in relation to the head and body, while being dry and muscular with ascending lines. Its pleasing curvature and upright posture give the breed its nobility.

 

Cuerpo

 

Cruz: sobresaliente (especialmente en los machos) con un curso ascendente

Espalda: corta, firme, musculosa con buena anchura

Lomos: musculosos, ligeramente más largos en la perra

Grupa: ligeramente inclinada desde el sacro hasta la base de la cola

Pecho: costillas ligeramente arqueadas, en la profundidad cerca de la mitad de la altura a la cruz, pronunciadas hacia el frente (antepecho)

Pared abdominal: claramente dibujada hacia la pelvis

Varilla

 

Lo ideal es que el Doberman lleve su cola natural en una ligera curva hacia arriba.

 

Miembros

 

The strong forelegs are almost perpendicular to the ground. The shoulder blade is well muscled and protrudes over the spinous processes of the chest. The angle to the horizontal is approx. 50. Upper and forearms are well muscled and not too short, the elbow does not turn out. The joints have strong bones, while the paws are short and closed with the toes arched up. The entire position and musculature of the limbs creates a good development of width. At the same time, they create an elastic and elegant gait. The Doberman runs expansively with wide swinging forelegs.

 

Skin and coat

 

The tight skin is well pigmented with short, hard and thick hair. The Doberman comes in two color varieties black or brown, whereby the brown specimens are noticeable by their rust-red and sharply demarcated blaze on the muzzle, on the cheeks, on the throat, the breast and the joints.

 

Height and weight

 

Males: Height at withers 68 – 72 cm, 40 – 45 kg

Bitches: Height at withers 63 – 68 cm, 32 – 35 kg

Doberman genetic issues

 

Issues would be, for example, little substance, a lack of gender characteristics and weak bones. Disqualifying issues are mostly found in character. A Doberman shouldn’t be overly fearful, but neither should he be aggressive.

To top